El Modelo Minnesota es un programa de tratamiento comprensivo y multidisciplinario que enfatiza el cuidado en lugar de la cura, que se focaliza en el crecimiento espiritual, y en la dignidad del individuo. Comienza en estados unidos  en los años 50 y con los años ha sido mejorado y refinado,  adaptándose para ser usado en Europa, América del Sur y otros lugares. Este modelo se basa en un abordaje integral y multidisciplinario, utilizando como base el programa de 12 pasos de Alcohólicos Anónimos (programa reconocido mundialmente por su efectividad), la psicología cognitivo conductual, la psiquiatría y la neurociencia. Este programa incluye el acompañamiento de profesionales como psiquiatra, psicólogo, trabajador social, consejero en adicciones, tallerista y profesores de distintas disciplinas.

Los objetivos son:

  1. Tratar a la gente con químico-dependencia en lugar de encerrarlos o ignorarlos brindando tratamientos cortos.
  2. Tratarlos con dignidad.
  3. Ayudarlos a recuperarse física, mental, emocional y espiritualmente.
  4. Reducir los riesgos.
  5. Ayudarlos a la inserción o reinserción social, laboral, familiar.

¿Quienes somos?

Las Asociación modelo Minnesota es una organización no gubernamental (ONG), sin fines de lucro, creada en el año 2004 por un grupo de personas comprometidas con la problemática de la adicción.

Los integrantes de la Asociación contamos con una vasta experiencia en el área de la prevención y tratamiento de las adicciones, ya que trabajamos desde hace más de 20 años en distintos programas y dispositivos de prevención y tratamientos de las adicciones.

Colaboramos desde hace varios años con diferentes instituciones, en la prevención, capacitación y asistencia a las personas con adicciones y a su  familia.

La Asociación desarrolla actividades de investigación, prevención y asistencia de la Adicción, así como también la promoción y el trabajo en acciones sociales que redunden en la prevención del uso indebido de drogas y la rehabilitación de personas afectadas y sus familias, y programa de alimentación a familias vulnerables

Misión y Visión

NUESTRA MISIÓN

Realizar todas las actividades necesarias a favor de la recuperación de las personas con uso problemático de drogas  y sus familias.

Nos hemos reunido un grupo de personas para organizar un servicio tendiente a dar respuesta a las necesidades más urgentes de estos, ayudando a transformar el futuro y lograr que la luz del día represente la verdadera esperanza de una Vida en recuperación.

Nuestra misión también es educar a la gente sobre la imperiosa necesidad de programas de tratamiento MAS HUMANOS .Nuestro modelo trata a las personas con respeto y dignidad, sabemos que la persona viene a tratar una enfermedad y que llegan buscando un tratamiento que los ayude y no que los juzgue critiquen o humillen.

NUESTRA VISIÓN

En estos años de experiencia pudimos observar que un gran porcentaje de las personas que se acercan a nuestro programa provienen de hogares de familias disfuncionales en las cuales el alcohol y otras drogas provocan la expulsión de muchos de ellos a la calle. La necesidad de las familias que asistíamos hizo que nos reuniéramos y diéramos forma a esta Asociación para trabajar directa y activamente sobre la enfermedad de la adicción y así lograr a través de nuestro tratamiento tener la mayor tasa de “ADICTOS EN RECUPERACIÓN”. (Los programas que trabajan con el programa de 12 pasos y la psicología cognitivo conductual tienen la mayor tasa de personas en recuperación en el mundo).

Objetivos

  • Capacitar, informando y asesorando a las personas para que sean agentes de prevención en sus barrios, escuelas y casas.
  • Dentro del tratamiento promover la prevención de las adicciones, mediante la información, concientización y capacitación.
  • Realizar tratamientos, mediante talleres ambulatorios, hospital de día, internación, casa de medio camino y hospital de noche.
  • Capacitar y especializar a profesionales para ésta área, tendiendo a la investigación sistemática.
  • Acompañar al adicto en recuperación para su reinserción social, laboral y familiar.
  • Mejorar su calidad de vida mediante la abstinencia y / o reducción de la demanda.

Tres puntos sobre el Modelo Minnesota

  • El Modelo Minnesota ofrece una espiritualidad inclusiva y flexible que es distinta y está separada de la religión organizada.
  • El concepto de enfermedad es defendible desde la lógica y útil a nivel terapéutico. La anatomía del alcoholismo puede ser comparada con la de las otras enfermedades “legítimas”.
  • El Modelo Minnesota trata la adicción  como una enfermedad porque esto tiene sentido clínico: defiende el tratamiento humanitario para los adictos, mejora el acceso al tratamiento, y promueve la abstinencia. La adicción debe ser tratada como una enfermedad primaria.

METAS

El modelo pretende alcanzar 2 metas a largo plazo:

  • La abstinencia completa de todo tipo de drogas (y la desaparición del deseo).
  • La de una mejor calidad de vida. Recuperándose física, mental y emocionalmentecon un sentido y un propósito (ESPIRITUALIDAD)

Para ello el modelo plantea una serie de metas a corto plazo

  • Ayudar a la persona a admitir que tiene un problema (toma de conciencia de enfermedad) y que necesita ayuda.
  • Ayudar a la persona a identificar cuáles son las conductas y/o defectos que tiene que modificar para tener una mejor calidad de vida, física mental y emocional con un sentido y con un propósito (ESPIRITUALIDAD).

Algunos principios del Modelo

  • La meta es la recuperación del adicto con un cuidado continuo, no la cura.
  • Reducir la demanda
  • Trabajar con un equipo multidisciplinario.
  • Presenta un programa completamente didáctico, que puede ser utilizado en cualquier persona.
  • Es utilizado un plan específico e individualizado para cada paciente.
  • Los profesionales y los pacientes, colaboran en la definición del camino en recuperación.
  • La recuperación se facilita con el apoyo del entorno: familia amigos, grupos de autoayuda, el estado, organizaciones civiles.

 

En el Modelo Minnesota: es fundamental la planificación individualizada del tratamiento. Trabajando juntos, todo el equipo terapéutico diseña un plan para cada paciente.

El Modelo Minnesota representa un movimiento de reforma social que ha humanizado el tratamiento de las personas adictas al alcohol y otras drogas. Nuestro deber es educar a la gente sobre la imperiosa necesidad de programas de tratamiento más humano. En este sentido, el Modelo Minnesota debe ser reinventado y reafirmado para cada nueva generación. Estamos en un tiempo donde la reducción del daño, reducción de la demanda juega un rol principal en el tratamiento de las adicciones, en base a esto trabajamos y seguimos elaborando estrategias para mejorar la calidad de vida del usuario a través de los servicios que recibe dentro de nuestra organización.